viernes, 2 de noviembre de 2012

¡Presentación!

Todavía no me decido si hacer este blog en inglés (o, como dicen los angloparlantes nativos, in english) o en mi castellano criollo que tanto uso coloquialmente (sí, soy argento y a mucha honra); por lo tanto, haré una breve meditación para ponerle punto final y decisivo a dicha cuestión.

Al ser esta mi primera entrada y el español rioplatense (cuya variante más cerrada y tradicional se le conoce localmente como lunfardo) ser el idioma con el cual me crié, el que utilizo a diario y al que realmente pertenezco, dejaré ya todo intento boludo de hacerme el profesional bilingüe debido a que, siendo sincero conmigo mismo y absteniendo cualquier pueril intento de "internacionalizarme" de una manera pro-yanqui o (lo que es peor para un "gaucho") pro-británica, yo estoy bastante lejos de dominar el inglés... quizá los estudios que pienso tomar en este próximo 2013 puedan dar sus frutos pero, por el presente momento, no me concierne en demasía (puedo leerlo bastante bien pero me cuesta bastante hablar, entender de oído y generar mis propias ideas en una lengua ajena a la materna, así que todavía me falta un largo trecho para llegar a la fluidez). Así que, dadas ya estas explicaciones más que obvias, todas mis siguientes publicaciones de acá en adelante serán en la misma lengua en la cual escribiera otrora el gran Miguel de Cervantes Saavedra su obra maestra (sí, esas singulares novelas acerca de un viejo esquizofrénico que veía molinos parlantes y su noble escudero y único amigo era un petizo montado en un simple burrito).

Creo que estoy extendiendo esta entrada más de lo que debería ser al tratarse de una simple y cordial presentación. Aunque todavía me falta aclarar de lo que escribiré durante mis siguientes publicaciones: cualquier cosa que sea digna de ser comentada con palabras propias y de no caer en el simple cliché o "copia y pasta" caerán en esta zona, aunque dudo mucho a que llegue a tener varias visitas de un día para el otro... estos proyectos son más que anda debidos al simple azar que a un verdadero seguimiento por aquellos que frecuentan blogs. Dicho esto, se terminó lo que se daba en estos primeros tres párrafos de "The Crazy World of Milton Luqui".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario